lunes, 28 de mayo de 2007

Seguid el ejemplo

Este no pretende ser un pestilente homenaje post-mortem. Si acaso, es un pálido reconocimiento a los cojones del occiso ministro japonés de agricultura, bosque y pesca (tal la nomenclatura del cargo). Toshikatsu Matsuoka, de 62 años, se ahorcó en su despacho al afrontar cargos de supuesta corrupción.

Desde aquí, aliento a los corruptos del mundo a seguir el ejemplo que Matsuoka encarnó.

¿O no?

http://www.elpais.com/articulo/internacional/suicida/ministro/Agricultura/Japon/elpepuint/20070528elpepuint_9/Tes

2 comentarios:

Jesus dijo...

Ufff, NO amigo, no creo que nigún delito justifique la pena de muerte, y el suicidio es una suerte de "pena capital autoinfringida" que jamás promocionaré... zape!!!

Además, ponte a pensar, imagínate trabajar en un organismo de algún estado suramericano, por ejemplo, ver cómo tus colegas se llenan los bolsillos y mantenerte ajeno e impoluto... y además soprtando las persecuciones de quienes se sienten amenazados por tu honestidad... debes ser más casto que San Antonio para soportarlo!!!

No pretendo hacer una apología de la corrupción, pero coño, no se suiciden.ja,ja,ja,

Jesús Torrealba
Saludos

©Javier Miranda-Luque dijo...

Joder, Jésus: que así nos ahorramos el juicio y el bochorno; uno y otro; ambos.